mayo 25, 2021

¿Estás consumiendo alimentos ricos en probióticos dentro de tu dieta?

¿Estás consumiendo suficientes alimentos ricos en probióticos en tu dieta? Lo más probable es que no. Los probióticos son una forma de bacterias buenas que se encuentran en el intestino y que son responsables de todo, desde la absorción de nutrientes hasta la salud inmunológica.

Los probióticos no solo son esenciales para la digestión, sino que ¿sabías que hay cientos de beneficios para la salud al consumir alimentos ricos en probióticos que quizás no conozcas? Según una revisión publicada en la revista ISRN Nutrition, los probióticos también podrían ayudar a las personas a reducir el colesterol, proteger contra las alergias, ayudar en la prevención del cáncer y más.

Hay muchos alimentos probióticos que las personas pueden consumir para ayudar a proporcionar estos microorgranismos esenciales. Al agregar más alimentos probióticos a tu dieta, podría ver todos los siguientes beneficios para la salud:

  • Fortalecen el sistema inmunológico
  • Favorecen la digestión
  • Piel más sana, ya que los probióticos mejoran el eccema y la psoriasis
  • Reducción del resfriado y la gripe
  • Combaten los síntomas de intestino permeable y enfermedad inflamatoria intestinal
  • Control de peso

¿Suena bien? Si desea todos estos beneficios, entonces es hora de comenzar a consumir estos alimentos probióticos para una mejor salud. Idealmente, debe comer una variedad de diferentes tipos de alimentos probióticos, ya que cada uno ofrece un tipo diferente de bacteria beneficiosa para ayudar al cuerpo de diversas maneras.

 

¿Dónde puedes encontrar probióticos?

1. Kéfir
Similar al yogur, este producto lácteo fermentado es una combinación única de leche y granos de kéfir fermentados. Se ha consumido durante más de 3.000 años; el término se originó en Rusia y Turquía y significa «sentirse bien». Tiene un sabor ligeramente ácido y contiene entre 10 y 34 cepas de probióticos.

Es similar al yogur, pero debido a que se fermenta con levadura y más bacterias, el producto final es más alto en probióticos y más bajo en lactosa, lo que lo convierte en una opción adecuada para muchos que son intolerantes a la lactosa.

2. Chucrut
Hecho de col fermentada y otros vegetales probióticos, el chucrut no es diverso en probióticos, pero tiene un alto contenido de ácidos orgánicos (lo que le da a los alimentos su sabor amargo) que apoyan el crecimiento de bacterias buenas.

El chucrut es extremadamente popular en Alemania hoy en día. Tiene un alto contenido de vitamina C y enzimas digestivas. También es una buena fuente de bacterias naturales del ácido láctico.

3. Kombucha
La kombucha es una fermentación efervescente de té negro que se inicia con el hongo SCOBY, también conocido como colonia simbiótica de bacterias y levaduras. La kombucha existe desde hace más de 2000 años y se origina en Japón. Sus principales beneficios para la salud incluyen apoyo digestivo, aumento de la energía y desintoxicación del hígado.

4. Kéfir de coco
Esta opción, elaborada mediante la fermentación de agua de coco con granos de kéfir, tiene algunos de los mismos probióticos que la variedad tradicional, pero por lo general no es tan rica en probióticos. Aún así, tiene varias cepas que son beneficiosas para tu salud.

El kéfir de coco tiene un gran sabor, y puedes agregar un poco de stevia, agua y jugo de limón para hacer una bebida refrescante y de gran sabor.

5. Natto
Un plato popular en Japón que consiste en semillas de soya fermentadas, el natto contiene el probiótico extremadamente poderoso Bacillus subtilis, que se ha demostrado que refuerza el sistema inmunológico, apoyando la salud cardiovascular y mejora la digestión de la vitamina K2.

Natto también contiene una poderosa enzima antiinflamatoria llamada nattokinasa que se ha demostrado que previene la coagulación de la sangre.

6. Kvass
Este poderoso ingrediente ha sido una bebida fermentada común en Europa del Este desde la antigüedad. Tradicionalmente se elaboraba fermentando centeno o cebada, pero en años más recientes se ha creado utilizando frutas probióticas y betabel junto con otros tubérculos como zanahorias.

7. Vinagre de sidra de manzana
¿El vinagre de sidra de manzana es una buena fuente de probióticos? Además de controlar la presión arterial, reducir los niveles de colesterol, mejorar la sensibilidad a la insulina e incluso mejorar la pérdida de peso, el vinagre de sidra de manzana también puede ayudar a aumentar la ingesta de probióticos. Beber un poco cada día o utilizarlo como aderezo para ensaladas para maximizar sus resultados. Recuerda elegirlo orgánico

8. Pepinillos
Estas delicia fermentada también es una fuente de probióticos poco reconocida. Cuando compres encurtidos, asegúrate de elegir productos orgánicos.

9. Aceitunas en salmuera
Las aceitunas en salmuera son una excelente fuente de probióticos. Al igual que con los pepinillos, asegúrese de seleccionar primero un producto que sea orgánico.

También asegúrese de que tus aceitunas no contengan benzoato de sodio, un aditivo alimentario que puede anular muchas de las propiedades que promueven la salud de este alimento probiótico.

10. Tempeh
Proveniente de Indonesia, este producto de soya fermentada es otro alimento increíble que proporciona probióticos.

11. Miso
El miso es una especia tradicional japonesa que se encuentra en muchos de sus alimentos tradicionales. Si alguna vez ha estado en un restaurante japonés, es posible que hayas visto la sopa de miso. Se considera como uno pilares de la medicina japonesa y se usa comúnmente en la cocina macrobiótica como regulador digestivo.

12. Kimchi
El kimchi es la versión coreana de las verduras fermentadas. Se crea mezclando un ingrediente principal, como la col, con otros alimentos y especias, como pimiento rojo, rábanos, zanahorias, ajo, jengibre, cebolla y sal de mar.

Luego, la mezcla se deja a un lado para fermentar durante tres a 14 días, lo que da como resultado un ingrediente lleno de sabor y nos aporta múltiples beneficios.

13. Kéfir de agua
El kéfir de agua se elabora agregando granos de kefír al agua con un poco de azúcar moscabado o piloncillo, lo que da como resultado una bebida fermentada y gaseosa repleta de probióticos.

El kéfir de agua es uno de los mejores alimentos probióticos veganos naturales que se pueden disfrutar como parte de una dieta saludable basada en plantas. se puede infusiona con frutas y especias para crear tu propia mezcla personalizada, con un sabor delicioso y múltiples beneficios para la salud.

Agregar alguno de estos alimentos a tu dieta diaria puede ser una forma fácil y efectiva de estimular tu microbiota intestinal y al mismo tiempo mejorar la salud en general. Recuerda darles rotación.

 

 

 

Últimos Cursos

Curso: Bienestar 360

Nutrición, aromaterapia y automasaje. Imparten: Nathaly Marcus , Anais Bouts y Ana Paula Domínguez.

Programa: Dieta basada en plantas

¿Quieres reducir la glucosa y la acidez de tu cuerpo?, ¿Prevenir la obesidad y sobrepeso?, ¿Reducir tu inflamación celular?, y combatir el riesgo de desarrollar enfermedades inmunológicas.

Suscríbete a mi boletín

Y recibe un Ebook con 10 recetas de desayunos saludables gratis.

¡Gracias! Tu mail ha sido guardado.
Hubo un error intentando guardar tu mail. Por favor intentalo de nuevo.

Deja un comentario